La Artesanía en la Villa de La Orotava

         La Villa de La Orotava ha sido y sigue siendo uno de los centros más importantes de producción artesana del Archipiélago Canario, tanto por calidad, variedad y volumen de producción, como por número de centros productores y trabajadores autónomos. Muchas y diversas son las facetas artesanas que se pueden contemplar en nuestro municipio. Pero, sin duda, los calados y bordados, en los que la mujer orotavense ha alcanzado gran habilidad y depurado gusto, son los que más atención despiertan entre nuestros visitantes. Una labor que comenzó siendo un entretenimiento femenino se ha convertido en un arte que sigue métodos y doctrinas muy antiguas. En los bastidores se coloca el trozo de tela a calar, el diseño ha sido previamente dibujado y se procede a deshilar la tela hilo a hilo con una aguja y posteriormente se van formando los dibujos “en hebra”, “en galleta”, “en cruz y marañón” o “en madrigal”. Los hay de diferentes tipos y variedad: bastos, finos, viejos y nuevos, dependiendo de cada caladora. Aguja, tijeras e hilo son sus instrumentos de trabajo.

            Pero no sólo calados y bordados tiene La Orotava. Simplemente con un breve recorrido podemos observar que la artesanía se encuentra en los jardines, en soberbias construcciones, en el denso repertorio de ventanas, en los ricos artesonados, en los tradicionales balcones tallados, construidos con la mejor pinotea de la Isla. Sin embargo, es en Corpus Christi, cuando La Orotava se viste de gala. La Villa transforma sus calles en auténticos jardines, tradición que se remonta a 1847 y se elaboran las famosas alfombras de flores y de arenas volcánicas del Teide en honor del Santísimo. Su colorido y extraordinaria belleza, expresión de la religiosidad y del espíritu creativo y artesanal de los orotavenses, convierten a esta Fiesta en la más grandiosa manifestación artística de la Isla, causando admiración entre los cada vez más numerosos visitantes de todo el mundo que se desplazan a nuestro municipio en estas fechas.

            Tabacos hechos a mano, cerámica tradicional, trajes típicos, cestos y canastas, cuchillos y una variedad inimaginable de productos artesanales se pueden adquirir o admirar en la Villa de La Orotava.

            Te invitamos, además, a visitar la Feria de Artesanía de Pinolere, que se celebra siempre el primer fin de semana de septiembre y el Mercadillo del Agricultor de La Orotava, en el que cada sábado se entremezcla el sector primario con algunos artesanos que muestran sus oficios y las piezas artesanales confeccionadas con sus propias manos.