Drogodependencias

Ayuntamiento de La Orotava

Revista Mi Espacio

Revista Mi Espcio Nº1
Revista Mi Espcio Nº1
Revista Mi Espcio Nº2
Revista Mi Espcio Nº2
Revista Mi Espcio Nº3
Revista Mi Espcio Nº3

EL abuso en el consumo de drogas representa en la actualidad una importante fuente de conflictos sociales. Esta es una realidad cambiante ya que a lo largo de las épocas nos percatamos que varían las sustancias "de moda"; el consumo de unas sustancias aumenta, mientras que el de otras disminuye o desaparece por temporadas, para luego reaparecer, poniéndose nuevamente de actualidad. Es por esta variación en el tipo de consumos que consideramos, desde nuestro punto de vista, que lo que realmente debe importar, ante todo, es la necesidad de transmitir a nuestros jóvenes estilos de vida que los capacite para explorar la realidad, sin enredarse en usos problemáticos de drogas; evitando que éstas, sean cuales sean las sustancias en cuestión, condicionen de manera drástica, y en algunos casos irreversibles, sus modos di vida, la organización de su realidad.

Todo esto nos empuja a, desde la oficina de prevención de las drogodependencias, dar un paso más en nuestra lucha, intentando llegar a ellos a través de un medio que creemos más cercano a su realidad. Por ello nos planteamos usar este soporte, la revista.

Las drogas evolucionan a pasos agigantados, por tanto es necesario que todos los agentes implicados nos coordinemos en busca de un bien común. No podemos olvidar que las drogodependencias son un grave problema colectivo, y no exclusivamente individual, como muchos podrían pensar.

Desde nuestra oficina, creemos básico trabajar desde la prevención; y para ello queremos proponer alternativas de ocio y tiempo libre que resulten atrayentes y novedosos. De ahí que surja la revista "Mi Espacio", como recurso novedoso para acercarnos a los jóvenes abordando, como ya decíamos, alternativas de ocio y tiempo libre; pero también, perseguimos fomentar el conocimiento acerca de los problemas reales que acarrea el consumo de sustancias a corto y largo plazo (ya sean drogas legales o ilegales).

Justificación:

Como agentes sociales preocupados por las problemáticas de las drogodependencias, nos centramos en el sector poblacional más vulnerable al conflicto (si bien es cierto que nuestra labor no recae exclusivamente en los jóvenes ya que también trabajamos con las familias, y demás usuarios que requieran nuestra atención). Nos preocupa conseguir un soporte que llegue a ellos y ellas con facilidad; que les resulte innovador y cercano. Nuestra idea es que nos conozcan como recurso de asesoramiento; que tengan presente que estamos a su disposición (ya que creemos que puede darse el caso de chicos / as que necesiten ayuda o información y no sepan a quien acudir). Al mismo tiempo, pretendemos plantear actividades de ocio que les abra los ojos a cosas nuevas, que tal vez ellos no conocían.

Nuestra revista está elaborada pensando en los jóvenes, para ellos y por ellos; ya que nuestra idea es colarnos en su mundo, para que cuenten con nosotros como recurso al que pueden acudir en cualquier momento.

Hemos bautizado la revista con el nombre "Mi Espacio", inspirados en la página de Internet, utilizada por muchos jóvenes para relacionarse, darse a conocer (ya sea por su estilo musical, por el deporte que practican...). Nuestro propósito es que "Mi Espacio" se convierta en un mecanismo de relación entre jóvenes, en el que encuentren nuevas alternativas para ocupar su tiempo libre. La idea de la que partimos es que la revista que editamos se convierta en un vehículo de cultura y valores bidireccional, ya que no podemos olvidar que chicos y chicas tienen mucho que enseñarnos; partiendo de la base de que si queremos que nos escuchen y que nos permitan adentrarnos en su realidad, debemos escuchar lo que nos tengan que decir.

Objetivos:

A) Objetivos Generales:

Concienciar a la sociedad de que el problema de las drogas afecta a todas las edades y a todas las clases sociales.

Promover el uso saludable del ocio.

B) Objetivos Específicos:

  • Hacer que los jóvenes reconozcan "la dependencia" de esa necesidad casi impuesta de divertirse y que es posible pasarlo bien haciendo cosas diferentes.
  • Valorar en los espacios de diversión otros momentos, aquellos que originados por la comunicación y relación, ofreciendo una alternativa distinta a la ruta de bar en bar.
  • Ayudar a descubrir emociones y sensaciones que les permita estar a gusto sin recurrir a sustancias químicas.
  • Ofertar a los jóvenes y adolescentes alternativas de ocio en lugares distintos a bares y discotecas.
  • Motivar a los jóvenes para la realización de actividades y aportaciones de nuevas ideas para seguir editando futuras revistas.
  • Conocer las ofertas de tiempo libre que existen en nuestra comunidad, incluyendo eventos de carácter nacional e internacional.
  • Informar con objetividad de los problemas que presentan las drogas.
  • Implicar a los jóvenes en proyectos de construcción social.

Localización-Destinatarios:

El proyecto forma parte de las actividades realizadas desde la oficina de prevención a las drogodependencias del ayuntamiento de La Orotava, siendo nuestra intención dar a conocer nuestra publicación a nivel insular.

La Orotava tiene una población total de 42000 habitantes aproximadamente, de los cuales cerca de 11000 son menores de 25 años. Si bien desde nuestra oficina atendemos a todos los sectores poblacionales que requieran ayuda, nos interesa hacer hincapié en la franja de jóvenes, para trabajar la prevención, retrasando en la medida de lo posible, el inicio en el consumo de sustancias.
No debemos dejar de mencionar que durante la elaboración del proyecto que nos ocupa hemos basado nuestra investigación, entre otras cosas, en las denuncias de las Fuerzas de Seguridad sobre consumo de sustancias, ya que consideramos importante conocer que se consume en cada momento, teniendo en cuenta las sustancias que se consumen por sexo.; también contamos con cuestionarios realizados en los centros educativos a chicos y chicas del municipio; reuniones con colectivos y con otras áreas o concejalías de los Servicios Sociales del Ayuntamiento (departamento de juventud, trabajadoras sociales...).

Como decíamos, hemos procurado enfocar el contenido de "Mi Espacio" a chicos y chicas; sin embargo procuramos que sea una publicación interesante para otros perfiles de la población.

Metodología:

Como en todo proyecto o planificación, la metodología es un aspecto muy importante a tener en cuenta en la elaboración de "Mi Espacio". La metodología utilizada, por supuesto, debe ser coherente con los objetivos marcados, tiempo disponible para la elaboración de cada edición, recursos con los que contamos, etc.

Creemos indispensable aunar esfuerzos para llevar a cabo un trabajo que llegue al mayor número de destinatarios posible. La metodología de trabajo está conformada por la documentación, observación y participación activa del personal de la oficina de prevención en la elaboración activa de cada edición de "Mi Espacio".

Dado que partimos de la intención de orientar inicialmente el tiempo de ocio, nos interesa como base pedagógica la animación sociocultural, que trabaja desde la participación activa de los destinatarios, lo que en nuestro caso concreto se traduce en el hecho de estar abiertos a todo aquello que quieran hacernos saber: sugerencias, quejas, ideas...
Nuestra elección por una metodología basada en los principios de la animación sociocultural tiene que ver a su vez con que perseguimos provocar cambios en la actitud y conducta de los jóvenes; estimulando en ellos la creatividad, la iniciativa y la participación en el proceso de su propio desarrollo.

Recursos y Temporalización:

Entre los recursos humanos con los que contamos se encuentra principalmente el técnico de prevención del ayuntamiento de La Orotava, que coordina toda la información que elaboramos. A su vez, contamos con los colaboradores y demás personal de la oficina compuesto por alumnado en prácticas del ciclo de Integración Social y el personal contratado, que participan en la elaboración de los artículos. También debemos mencionar al maquetador y diseñador de "Mi Espacio".

Entre los recursos materiales debemos mencionar el material fungible de la oficina; los recursos bibliográficos a los que recurrimos durante la investigación previa a la elaboración de los artículos...
En cuanto a la temporalización debemos señalar que nuestro deseo es publicar dos revistas al año, aproximadamente.

Es importante aclarar que también contamos con la ayuda de otras instituciones cuando requerimos su colaboración a la hora de proporcionarnos información, entre las que se encuentran las Fuerzas de Seguridad y los Institutos de Enseñanza Secundaria.

Evaluación:

En cuanto a la evaluación debemos mencionar que la consideramos básicas para comprobar la eficacia del proyecto que nos ocupa, así como para solventar con cada edición todos los errores que podamos cometer en el desarrollo de la revista Mi Espacio. Por todo ello, para llevar a cabo la evaluación nos basaremos en la observación directa de los grupos de jóvenes, a través de los institutos de secundaria del municipio, a los que llevamos programas de prevención. Debemos tener en cuenta que para obtener datos fiables de la aceptación de la revista entre los jóvenes, debemos esperar a tener varias tiradas en la calle.

También utilizaremos como recurso evaluativo, encuestas que presentaremos a chicos y chicas en los IES del municipio, a los que, como ya mencionábamos, llegamos a través del proyecto de prevención.

Queremos destacar que estamos abiertos a sugerencias, opiniones, ideas..., y que para ello ponemos a disposición de nuestros lectores la dirección de correo ordinario de la oficina de drogodependencias, teléfono, e-mail. También pueden contactar con nosotros a través de las redes sociales "tuenti" y "facebook", en las que tenemos creadas cuentas para facilitar que la persona que lo desee contacte con nosotros.

Conclusión:

La formación de los menores en cuestiones de salud pública debe ser entendida, desde nuestro punto de vista, como una responsabilidad compartida por toda la sociedad. Todos los ciudadanos, la comunidad y las instituciones deberían sentirse co-partícipes junto con la familia y los centros educativos en crear las condiciones que aseguren la protección de los más jóvenes en su camino hacia la edad adulta. En la época que nos ha tocado vivir, denominada por los expertos como la "era de la información", los jóvenes se forman a través de una red muy diversa de influencias y mensajes.
Sin perder de vista la dimensión global e integral de la educación de los jóvenes, es en la dimensión local donde más fácilmente se puede intervenir. Es en la vida cotidiana y en el contexto más inmediato en el que se desarrolla la vida de los jóvenes y es donde se pueden, por tanto, encontrar las claves y soluciones que más directamente influyan en sus mundos.

Existen colectivos que ejercen mayor grado de influencia a los jóvenes: familia, vecinos, grupos de amigos, etc.; pero además, en las sociedades modernas, hay, además de los anteriores, nuevos actores a tener en cuenta en la socialización de los jóvenes, además de los ya conocidos como la televisión, la radio, el cine y la literatura hay que sumar Internet, los chats, los teléfonos móviles... esos nuevos contextos y formatos próximos a los jóvenes deben considerarse parte de la comunidad que contribuye a la formación cotidiana de los menores; y por tanto, debemos plantearnos que cumplen una función en la formación de valores, información y comportamiento de los jóvenes.

Por todo lo anterior, resulta muy interesante desde nuestro punto de vista, que aprovechemos estos medios, cada vez más consolidados entre los jóvenes, como vehículos socializadores, como agentes que nos permitan establecer comunicaciones más fluidas con ellos. De ahí que valoramos como muy interesante la edición de "Mi Espacio", como vehículo que posibilite el acercamiento a los menores.
El consumo de sustancias adictivas es uno de los mayores problemas de salud pública a los que se enfrenta la sociedad actual. Por ello, desde la oficina de prevención, consideramos básico trabajar con la población joven, para poder, si no podemos anular, si retrasar la edad de inicio en el consumo de sustancias. Es importante que recordemos que cuando hablamos de drogas, no sólo nos referimos a las ilegales, sino también a las legales, entre las que se encuentran el alcohol y el tabaco, y que son las que más problemas sanitarios y muertes prevenibles ocasionan en España. Es éste un trabajo laborioso, y buscando algo nuevo se nos ocurrió este proyecto, con la intención de que nos ayude a acercarnos a los jóvenes, haciéndoles una propuesta que les interese y nos permita ofrecerles alternativas de ocio que modifiquen hábitos relacionados con el consumo, transmitirles información que les pueda resultar de interés, así como intentar que interioricen valores y que conozcan recursos de asesoramiento que tenemos a su disposición.

Nuestra búsqueda se refiere por tanto a resolver el problema de cómo hacer para que individuos y grupos hallen las formas, los espacios y las actividades que permitan sacar provecho del tiempo libre. Lo que pretendemos es evitar que el ocio sea tiempo pasivo o caldo de cultivo para la problemática de las drogas.

Creemos que a través de "Mi Espacio" podemos colarnos en el mundo de chicos y chicas, pero consideramos imprescindible para ello, el que podamos dar continuidad a lo largo del tiempo a nuestro proyecto.

Visto 1607 veces