17. Iglesia de San Juan Bautista

Es la Iglesia de San Juan el templo de nave única (cruz latina con dos capillas colaterales) de mayor dimensión de toda la arquitectura canaria.  Sobre una planta cruciforme se levanta este templo que tiene su origen en una ermita datada en 1608. El Santísimo Sacramento fue colocado en 1681 y los trabajos de transformación del pequeño santuario en el actual templo se iniciaron en 1728. Su interior, cubierto por artesonados mudéjares, y la división espacial en tres naves, está dentro de la línea del barroco insular. El exterior se adorna con uno de los balcones canarios de madera de tea más sugestivos de las islas, sobre una puerta barroca. Entre los retablos destaca el de San Juan Bautista, del siglo XVIII. Diversas esculturas de gran mérito se custodian en este templo, entre las que destacaremos el Cristo atado a la Columna, la más bella escultura barroca andaluza existente en Canarias, del gran imaginero Pedro Roldán y la de la Virgen de Gloria de José Luján Pérez. De entre la orfebrería destaca la urna del Santo Entierro, de plata repujada, y dos bellas custodias de plata sobredorada y piedras preciosas, una de ellas en estilo rococó.

 

Es la Iglesia de San Juan el templo de nave única (cruz latina con dos capillas colaterales) de mayor dimensión de toda la arquitectura canaria.  Sobre una planta cruciforme se levanta este templo que tiene su origen en una ermita datada en 1608. El Santísimo Sacramento fue colocado en 1681 y los trabajos de transformación del pequeño santuario en el actual templo se iniciaron en 1728. Su interior, cubierto por artesonados mudéjares, y la división espacial en tres naves, está dentro de la línea del barroco insular. El exterior se adorna con uno de los balcones canarios de madera de tea más sugestivos de las islas, sobre una puerta barroca. Entre los retablos destaca el de San Juan Bautista, del siglo XVIII. Diversas esculturas de gran mérito se custodian en este templo, entre las que destacaremos el Cristo atado a la Columna, la más bella escultura barroca andaluza existente en Canarias, del gran imaginero Pedro Roldán y la de la Virgen de Gloria de José Luján Pérez. De entre la orfebrería destaca la urna del Santo Entierro, de plata repujada, y dos bellas custodias de plata sobredorada y piedras preciosas, una de ellas en estilo rococó.